Informes

Día sin Impuestos

Cristina Berechet
5 de mayo de 2011

El 29 de abril llega a España el tan esperado día sin Impuestos. Dicho de otra forma, la sociedad española necesita 119 días de trabajo para cumplir con sus obligaciones tributarias.

Resumen Ejecutivo

El Día sin Impuestos o Tax Freedom Day, como es conocido en el mundo anglosajón, es la fecha en la que una sociedad ha generado suficientes ingresos para cubrir todas las obligaciones tributarias. A partir de entonces es cuando ya no trabajamos para la administración y empezamos a ganar dinero para nosotros mismos.

El Día sin Impuestos traduce la presión fiscal en el número de días que se necesitan para pagar los impuestos directos e indirectos, así como las cotizaciones a la Seguridad Social.

De los 119 días trabajados en 2010 para hacer frente a todos los impuestos, 53,1 se dedicaron a la Administración Central; 22,7 a la Autonómica; 10,5 a la Local y 32,7 a la Seguridad Social.

En los últimos nueve años, la presión fiscal en España ha ido en aumento. Si en 2002 el Día sin Impuestos llegó el 5 de mayo, en 2007 se retrasó hasta el 20 de mayo. A pesar de esta tendencia ascendente, en los últimos tres años el Día sin Impuestos cambió de rumbo y se adelantó hasta el 28 de abril en 2009 y 29 de abril en 2010, 21 días antes que en 2007, cuando más trabajamos para el Estado.

La inversión de esta tendencia no se debe a reducciones de tipos impositivos, sino a la caída de la actividad económica. La crisis ha reducido sustancialmente la capacidad recaudatoria de todas las administraciones. Los impuestos más ligados a la actividad económica, como el IVA y el Impuesto de Sociedades, son los que más se han resentido, seguidos por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En 2010, el aumento de los tipos impositivos del IVA y los Impuestos Especiales ha llevado a un repunte de la recaudación por ambos tributos, pero los ingresos todavía están lejos de los alcanzados en el periodo 2007-2008. Mientras tanto, la recaudación del resto de impuestos se contrae aún más. Por ello, las subidas de tipos impositivos señaladas únicamente atrasaron el Día sin Impuestos 24 horas, mientras que la contracción de la actividad económica entre 2007 y 2009 adelantó el Día sin Impuestos en 22 días sin que se redujeran los tipos.

Por comunidades

A pesar de que los tipos impositivos son muy parecidos de una comunidad autónoma a otra, la presión fiscal y el Día sin Impuestos varían mucho: desde el 13 de marzo en Canarias hasta el 23 de julio en Madrid. Estas variaciones reflejan el amplio espectro de factores que influyen en la presión fiscal, desde el PIB y el efecto de la capitalidad hasta el desempleo de cada región, pasando por la diversificación y tipo de actividad económica e incluso la sede social de alguna multinacional.

No obstante, hay que analizar con cautela el caso de Madrid. La presión fiscal se eleva en la capital porque es donde las grandes empresas y multinacionales tienen su sede social, pero no se traduce en mayores niveles de impuestos sobre los residentes en la Comunidad.

De hecho, la presión fiscal ejercida por la Administración autonómica está en línea con la media de las demás. Sin embargo, la Administración central recauda a través de la delegación madrileña de la Agencia Tributaria muchos Impuestos Especiales, IVA y de Sociedades y Renta. 






Escriba un comentario

Todos los campos son obligatorios.

Calcula tus impuestos

Boletín

Entérate de nuestras novedades

Hazte socio

¿Te gusta nuestro trabajo? ¡Apoya la causa de la libertad!

Enero 2019

LMMJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

< Diciembre | Febrero >